Cómo salir a la montaña en invierno

Publicado el : mar 6, 2018 | Autor: KIROLAK | Categorias: Kirolak

Nos gusta la montaña. Mucho. Y como hemos metido incontables horas en todas las épocas, condiciones y terrenos, sabemos que el invierno e incluso la primera parte de la primavera son otra historia.

Al margen del frío, las inclemencias meteorológicas y el menor número de horas de luz natural, la caprichosa disposición de la nieve y el hielo suponen que ir al monte en invierno lleve implícito el uso de herramientas y protocolos de progresión con los que quizá no estemos tan familiarizados. El equipo que necesitaremos variará en función de la actividad que vayamos a realizar, la duración de la misma y de las condiciones tanto intrínsecas como coyunturales del lugar. Estas recomendaciones, aunque pueden resultar en parte válidas para otras actividades de 1 día (skimo, trail…) que se realicen en el mismo entorno, están pensadas para senderistas y montañeros que vayan a caminar.

Como primer paso, antes de salir de casa, contrasta la información meteorológica en un par de páginas y aprende a interpretar los datos. Así sabrás si quedan descartadas las precipitaciones, por ejemplo, o si la previsión indica que ese día radiante puede girar 180º y convertir las condiciones en dantescas. Es vital consultar también la información nivológica para conocer la estabilidad del manto nivoso y el riesgo de avalanchas, así como qué zonas u orientaciones debes evitar si no quieres exponerte a riesgos innecesarios.

Una vez hayamos decidido a dónde ir y qué hacer, tenemos que equiparnos apropiadamente.

Para dar un paseo mañanero por una zona sencilla, con escasos desniveles y periurbana, no nos tenemos que volver locos, pero tampoco vayamos a descuidarnos. Os recomendamos no ir justos de abrigo, llevar algo para picar/beber y no descartar el impermeable salvo que el riesgo de precipitación sea del 0%. La temperatura corporal se resiente notablemente cuando nos mojamos. Zapatilla de caña baja o media, pero impermeable.

Una mañanera con mayores pretensiones nos obligará a ser aún más cautos y previsores. En teoría, accederemos a lugares más altos y/o aislados, seguramente más expuestos a los elementos y donde el terreno puede mostrar unas condiciones más variables. Por lo tanto deberemos protegernos en mayor medida e incluir algún elemento más en nuestra mochila. No nos irá mal un calzado más caliente y que nos dote de mayor sujección y estabilidad. Bota impermeable de media montaña.

Por poca nieve que esperemos encontrar, las polainas son un complemento que no puede faltar. Siempre tendremos que llevar una buena prenda de abrigo “extra” (pluma o fibra). Recordad que el impermeable o “Gore” cumple también una función de cortavientos nada despreciable que agradeceremos en muchos momentos. El picoteo pasará a ser más contundente y calorífico. Incluid una cantidad suficiente de agua y un pequeño botiquín con alguna venda, crema solar y una manta térmica. Frontal y silbato tampoco debieran faltar.

De cara a objetivos más ambiciosos, bien por las características del recorrido o ascensión, bien por su localización o por las duras condiciones que puedan estar dándose en ese momento, es donde tendremos que ir fully-equipped. A todo lo anterior habría que sumarle, bien guardada en la mochila, una camiseta térmica extra que es gloria bendita cuando nuestro propio sudor nos genera esa desagradable sensación de destemple. Si procede, también vestiremos un pantalón de alpinismo o, en su defecto, llevaremos un cubrepantalón impermeable. Botas de alta montaña prediseñadas para trabajar con crampones automáticos o semiautomáticos. El plumas, en este tipo de actividad, que sea contundente y con buenos gramos de relleno; mejor con capucha.

Completaremos debidamente nuestro avituallamiento. Fruta, sandwich, frutos secos, chocolate y un par de barritas energéticas que conviene ir comiendo de “a pocos”, acompañando con un par de tragos de agua. Llevar un gel energético por si nos hundimos físicamente, cosa que no debiera ocurrir, también es interesante, así como disolver unas sales minerales en nuestra cantimplora o bolsa de hidratación.

Si los bastones ayudan en prácticamente cualquier situación, imaginaos lo que pueden ahorraros con mayores desniveles. No digamos ya con nieve y cargando con peso. Indispensables para caminar con raquetas. También suelen ir de la mano el uso de crampones y del piolet, especialmente cuando la pendiente sea mayor. Formaros en el uso combinado de estas herramientas y practicad. Mal empleados pueden convertirse en una amenaza o, cuando menos, en un trasto inútil.

Existen unos protocolos de progresión para evitar que todos los integrantes de un grupo queden sepultados por un mismo alud. Respetadlos. Todo protocolo parece innecesario hasta que se demuestra lo contrario.

En cualquiera de estos casos, no nos olvidamos de esos complementos que blindarán nuestro equipo. Gorro de lana, con membrana cortavientos... Elegid el apropiado a la actividad a realizar. Proteged también del frío y del viento garganta y cuello. Los guantes son grandes aliados para mantener el confort. Quien no lo haya sufrido, no se imagina lo que puede costar abrocharse una cremallera, atarse un cordón o cualquier otra tarea sencilla de psicomotricidad fina cuando el frío a convertido tus manos en dos muñones. La oferta es muy amplia, pero sin duda impermeables y térmicos para esos “objetivos ambiciosos”. Dado el incremento de la luminosidad por efecto de la nieve, las gafas de sol siempre a mano. Quienes se consideren más previsores cargarán incluso con unas de ventisca si la actividad pudiera conllevar ese grado de exposición.

Por último recordad que, en cualquiera de estos casos, si el manto nivoso es ya de un espesor medio, unas raquetas de nieve nos facilitarán enormemente el avance. El calzado impermeable es esencial e innegociable en esta época. Queremos destacar que emplear las capas correctamente es casi tan relevante como disponer de ellas y que es mejor “pasear” el material que no disponer de él en caso de necesidad. La batería del teléfono cargada, por favor. ¿Conocéis las apps que facilitan la geolocalización?

¡Preparación, precaución y a gozar!

Comentarios (0)

Sin comentarios

Vistos recientemente

No hay productos